Ayuntamiento
   Saludo
   Historia
   Símbolos
   Patrimonio
   Concejalías
   Teléfonos
  Poblaciones
   Los Barrios
   Beberino
   Buiza
   Cabornera
   Ciñera
   Folledo
   Geras
   Huergas
 

 Llombera

   Nocedo
   Paradilla
   Peredilla
   La Pola
   Santa Lucía
   Vega
   La Vid
   Villasimpliz
  Cultura
   Educación
   Bibliotecas
   Música
   Publicaciones
  Medio Ambiente
   Agenda 21
   Punto limpio
   Reserva biosfera
   Residuos urbanos
  Urbanismo
   Proyectos
   Obras
  Deportes
   Instalaciones
   Deportes
  Secretaría
   Ordenanzas
   Plenos
 
  Nuestras fiestas
   Beberino
   Ciñera
   Folledo
   La Pola
   Villasimpliz
 

 

Calidad Bernesga

 

Bio - Bernesga

 
MCTE Marca de Calidad Territorial Europea
 

Guía del Patrimonio Geológico R.B.A.B.

 

Mujer y empleo II 2011/2012

 

Plan de acción

 

Buenas prácticas

 

Buenas prácticas

 

Centro de visitantes

 

Mujer y empleo

 

Catálogo endemismos RB Alto Bernesga

 

Inventario patrimonio

 

Libro biosfera

 

Camino del Salvador

Síguenos en Facebook

 

Empresarios Alto Bernesga

 

Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga

------------------------------------------------------------------------------------------------------------

    

__________________________________________________________________________________________

 

Alto Bernesga

 

La Reserva de La Biosfera Alto Bernesga, declarada el 29 de junio de 2005, comprende dos términos municipales, La Pola de Gordón y Villamanín. Estos dos ayuntamientos, situados en la Montaña Central de León dentro de la vertiente leonesa del macizo de la Cordillera Cantábrica, se encuentran a 32 y 45 kilómetros, respectivamente, de la capital leonesa, en dirección a Asturias siguiendo la Carretera Nacional 630. El término Municipal de Villamanín ocupa la mitad norte de la reserva, con una extensión de 176,25 Km2 y formado por 19 pueblos, Arbas del Puerto, Busdongo de Arbas, Pendilla de Arbas, Tonín de Arbas, Camplongo de Arbas, Cubillas de Arbas, Casares de Arbas, Viadangos de Arbas, Millaró de la Tercia, Villanueva de la Tercia, Golpejar de la Tercia, Barrio de la Tercia, Velilla de la Tercia, Fontún de la Tercia, Poladura de la Tercia, San Martín de la Tercia, Rodiezmo de la Tercia, Ventosilla de la Tercia y Villamanín de la Tercia. El término municipal de La Pola de Gordón ocupa la mitad sur de la Reserva, con una extensión de 157,64 Km2  y 17 pueblos, Villasimpliz, La Viz, Ciñera, Santa Lucía, Vega de Gordón, Geras, Paradilla de Gordón, Cabornera, Folledo, Buiza, Beberino, La Pola de Gordón, Los Barrios de Gordón, Huergas de Gordón, Llombera, Nocedo de Gordón y Peredilla.

 

La Reserva de La Biosfera Alto Bernesga con una extensión total de 33.442 hectáreas, limita al norte con los términos municipales de Aller y Lena situados en el Principado de Asturias, al este con los municipios de Cármenes, Vegacervera y Matallana (León), al sur con los municipios de La Robla y Carrocera (León), y al este con los municipios de Sena de Luna y Los Barrios de Luna (León).

 

El Río Bernesga, que da nombre a la Reserva de La Biosfera es un río procedente de la Cordillera Cantábrica y se enriquece con las aguas de la montaña de Arbás, perteneciente a la cuenca hidrográfica del Duero, está fuertemente encajado en el relieve dándole una forma íntimamente relacionado con la actuación de procesos fluviales a lo largo de los dos últimos millones de años.

 

Cumpliendo con la zonación de las Reservas de Biosfera según tres funciones básicas (conservación, logística y desarrollo), la reserva presenta una zona núcleo de 8.637 hectáreas, una zona tampón o de amortiguación de 14.764 hectáreas y una zona de transición de 10.041 hectáreas.

  

 

Patrimonio natural

 

La zona núcleo contiene los espacios de mayor valor ecológico, así como la fauna y la flora más característica, incluidas muchas de sus especies en distintas directivas, normativas, catálogos y listas de conservación, protección y amenaza. Por todo ello esta zona está estrictamente protegida.

 

Su diversidad biológica obedece a su situación biogeográfica, zona de transición entre la España mediterránea y la España atlántica, podemos disfrutar de especies arbóreas de ambas regiones separadas por escasos metros.

 

La Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga cuenta con una zonificación, una zona núcleo, una zona tampón y una zona de transición.

 

Zona núcleo: Estrictamente protegida, incluye los ecosistemas mejor conservados. Comprende una extensión de 8637 ha (26% de la Reserva). Destaca la presencia de una diversidad paisajística elevadísima siguiendo un gradiente altitudinal. Está formada por cinco grandes áreas: Casomera, Chagos, Aralla-Cabornera, Valle del río Casares y Bernesga. Dentro de estas áreas se recogen los ecosistemas de mayor valor de La Reserva, como son:

 

Zona de alta montaña: se trata de las zonas de roquedos, arandaneras, brezales rastreros y pastizales de gran importancia para especies como el lobo, el rebeco, el águila real, la perdiz pardilla, la liebre del piornal y para el transito del oso pardo. Estos ecosistemas están representados en las zonas núcleo de Casomera y Chagos.

 

Roquedos calizos: áreas de gran valor botánico, puesto que albergan sabinas y otras plantas de interés por su rareza, aparecen dentro de la zona núcleo “Aralla-Cabornera”. Además tiene una elevada importancia hidrogeológica, ya que son lugares de recepción y acumulación de aguas.

 

Bosques: el Alto Bernesga cuenta con masas forestales de gran valor, principalmente hayedos, muy importantes como hábitat de notables especies de interés. Los más extensos se localizan en la zona núcleo “valle del río Casares”. También aparecen bosques de ribera, representados en la zona núcleo “Bernesga” el área de menor extensión y se encuentra dentro de LIC Riberas del río Esla y afluentes.  

  

La totalidad de esta zona está incluida dentro de Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Montaña Central de León y también se encuentra dentro de la Red Natura 2000 (Red ecológica de áreas de conservación de la biodiversidad en la Unión Europea). Además, dos de sus zonas están dentro de dos Áreas Importantes para las Aves (IBA): IBA Babia- Somiedo (zona núcleo Chagos) e IBA Sierras centrales de la Cordillera Cantábrica (zona núcleo Casomera).

 

Zona tampón: Rodea a la zona núcleo, forma parte de su área de influencia y sus actividades no deben afectar a los objetivos de conservación de la zona núcleo. Es la zona de mayor extensión de toda La Reserva con 14764 ha (44% de la Reserva). Es también la más diversa, ya que contiene elementos destacados como el Faedo de Ciñera (premio 2007 al “Bosque mejor cuidado” otorgado por el Ministerio de Medio Ambiente y Rural y Marino y la ONG “Bosques sin fronteras”), los encinares relictos del valle de Huergas y Llombera catalogados como Punto de Interés Biológico (PIB). La geología y en especial la paleontología son excepcionales en este territorio, alrededor de veinte Lugares de Interés Geológico (LIG), donde el Carbonífero y el Devónico arrecifal aglutinan un mayor número de yacimientos.

 

Zona de transición: ocupa una superficie de 10041 ha (30% de la Reserva) contiene todos los usos intensivos del territorio (minería principalmente), los núcleos de población, las infraestructuras y las industrias, por tanto es la zona más degradada de la Reserva.

 

  

Patrimonio cultural y paisaje

 

Los territorios del Alto Bernesga debido a su situación estratégica en la Montaña Central de León, han sido zona de comunicación entre el este y el oeste de la provincia y paso desde tiempo inmemorial hacia la zona astur. Territorio surcado por infinidad de caminos que durante siglos fueron utilizados por todo tipo de gentes, peregrinos, religiosos, pastores, arrieros, nobles, etc.

 

Ruta de la Plata

 

Desde enero de 2007 el Ayuntamiento de La Pola de Gordón forma parte de la Red de Cooperación de Ciudades en la Ruta de la Plata, asociación que se encarga de proteger y difundir todo el patrimonio vinculado a ella. Ya en la antigüedad existía una ruta, que utilizaba un corredor natural, que permitía comerciar al pueblo tartesio con el norte de la meseta en el siglo VII a. de C. Fue esta ruta la que utilizaron las tropas romanas para avanzar hacia el norte. En época del emperador Augusto y sobre todo durante el gobierno de Trajano y Adriano, se configuró como una calzada romana que en sus inicios unía Emerita Augusta (Mérida) con Asturica Augusta (Astorga), y que continuaba por la “XXIII, Iter ab Hostio Emeritam Uxue Fluminis Anae” hasta Sevilla por el sur, y hasta Gijón por el norte a través de La Vía Carisa, paso de acceso a Asturias remontando la Cordillera Cantábrica y que recibió el nombre del cónsul romano Tito Carisio que dirigió el asedio por este punto entre los años 29 y 19 a. C. Por ella circularon mercancías, tropas, comerciantes y viajeros, en un continuo tránsito que favoreció la difusión de la cultura romana, su lengua y modos de vida. Esta ruta se ha utilizado a lo largo de los siglos, tanto por árabes como por cristianos durante la Edad Media. En la actualidad sigue siendo una importante vía de comunicación de la Península.  La importancia que esta Ruta ha tenido a lo largo de la historia, se puede observar en muchos tramos de su recorrido, y ello le proporciona una importancia especial dentro del Patrimonio histórico de la Reserva.

 

Ruta de San Salvador

 

La Ruta de San Salvador constituye la variante Norte del Camino de Santiago, la cual parte de la Real Colegiata de San Isidoro en León y llega a la ciudad de Oviedo para visitar la Capilla de San Salvador, continuando hacia el oeste camino de Santiago de Compostela. La ruta actual va desde León hasta Oviedo siguiendo un trazado casi paralelo al río Bernesga, hasta Arbas del Puerto, donde la Colegiata de Santa María es uno de sus grandes hitos. Prosigue por el puerto de Pajares y baja por la vertiente norte de la Cordillera Cantábrica siguiendo el cauce de los ríos Lena y Caudal con su confluencia con el Nalón. Dentro de La Reserva los pueblos por los que pasa esta ruta son: Peredilla, Nocedo, La Pola de Gordón, Beberino, Buiza y Poladura de la Tercia.

 

Una copla, popularizada por los peregrinos dice: “Quien va a Santiago y no a San Salvador visita al Criado pero no a su Señor”.

 

La ganadería y trashumancia

 

La ganadería ha sido el pilar económico del Alto Bernesga durante mucho tiempo, los pastores leoneses practicaban la trashumancia entre los puertos de esta zona y Extremadura. Se practicaba la trashumancia y la transterminancia de ganados ovinos que hicieron de la estación de Villamanín un importante lugar de carga y descarga de rebaños. Los pastos de altura de estas montañas fueron aprovechados por el ganado ovino, por las “veceras” de vacuno, y caballar de las aldeas desde hace siglos. Esta tradición que continuó hasta bien entrado el S.XX y dejó numerosas veredas que recorren el territorio, vereda de Buiza, vereda de Aralla y vereda de Cármenes todas ellas pertenecientes a La Cañada Leonesa Occidental. En estas veredas todavía se pueden contemplar restos de los chozos, apriscos y corrales usados por los pastores, forman parte de manera singular las conocidas cortes de Alceo, construcciones de piedra techadas con paja de centeno, utilizadas durante el verano por los habitantes de Folledo. Esta tradición ganadera trashumante ha motivado en la actualidad, la señalización en Cabornera y Paradilla de rutas tales como la de “Los Puertos de Verano”.

 

La minería

 

La minería ha sido un recurso económico de gran importancia desde muy antiguo, se pueden citar al menos dos explotaciones prerromanas y cierto número de minas que extraían cobre, níquel, cobalto y villamaninita, este último mineral fue descubierto en el municipio de Villamanín. La minería del carbón comenzó a mediados del siglo XIX. Las cuencas mineras del Bernesga eran uno de los referentes de reservas de hulla, aunque buena parte no estaba explotada debido a la ausencia de un sistema ferroviario adecuado. Con la construcción del tren hullero, el ferrocarril de vía métrica entre la Robla y Valmaseda, inaugurado el 11 de agosto de 1894, se abrió la puerta para el desarrollo de la cuenca minera de Ciñera. Surge la Hullera Vasco Leonesa, el carbón tenía como destino la industria pesada vasca. Durante los primeros años del siglo XX la empresa tuvo muchos problemas debido a la presión del carbón inglés y la ventaja del carbón asturiano frente al leonés por su mejor preparación. En la segunda década del siglo XX se produjo una expansión de la empresa favorecida por el descenso de la producción inglesa y por las nuevas políticas proteccionistas del gobierno. Posteriormente la empresa sufrió grandes altibajos que dieron lugar a varias huelgas por parte de los mineros. En el año 1930 se inaugura el Pozo Ibarra, uno de los más emblemáticos de la compañía, que permaneció abierto hasta 1996, coincidiendo con el arranque de la Nueva Mina. En 1943, tras la Guerra Civil, se produjo la compra de la Sociedad por la empresa Sociedad Regular Colectiva Valle y Díez, trasladando la sede empresarial de Bilbao a León. Puesto que la mecanización de la mina era muy escasa, la necesidad de gran cantidad de mano de obra con experiencia, supuso la construcción de nuevas viviendas en los barrios anexos a núcleos prexistentes, para crear unas condiciones adecuadas para vivir los obreros. La empresa promovió unas 600 viviendas en Ciñera, Santa Lucía, Matallana, Coladilla, Vegacervera y La Robla, en régimen de alquiler vinculado a un contrato de trabajo con la Sociedad Hullera Vasco Leonesa; además crearon 5 economatos repartidos por la cuenca Ciñera-Matallana. Estas infraestructuras supusieron un gran cambio físico y social  de los pueblos citados.

 

Actualmente la minería es el pilar  de la economía en la comarca. Cabe destacar la declaración del castillete del Pozo Ibarra como Bien de Interés Cultural (Año 2011), el primer elemento perteneciente a la arquitectura industrial minera que recibe este reconocimiento en Castilla y León.

 

El ferrocarril

 

La construcción de la línea ferroviaria León - Gijón a finales del siglo XIX, comunicó el Principado de Asturias, principalmente los puertos asturianos, con la Meseta Central. Esta vía permitió la comunicación directa de Gijón con el resto de la península, salvando la Cordillera Cantábrica por el Puerto Pajares a la cota de 1.290 metros. Debido al terreno tan accidentado, se tuvieron que construir 69 túneles, que suman una longitud de más de 25 km. La principal consecuencia inmediata del ferrocarril fue el desarrollo de la industria carbonífera, poniendo el uso del carbón al alcance de todos, y la creación de otras industrias que llegarían a aportar significativos beneficios, como la explotación de canteras, manufactura de hierro, etc. Se logró así, la comunicación desde León con Galicia, Asturias y el interior de la Península, acentuándose el intercambio de productos entre las distintas regiones. Esta vía ferroviaria, desde su nacimiento, acoge a viajeros, que pueden disfrutar de los imponentes paisajes por los que discurre este ferrocarril.

 

La Guerra Civil Española

 

El territorio de La Reserva se vio muy afectado por la Guerra Civil Española debido a la coincidencia de varios factores: la presencia de una masa trabajadora politizada, la importancia estratégica de los recursos energéticos, el paso de infraestructuras de comunicación entre Asturias y La Meseta y finalmente, el establecimiento del frente militar durante un año. Para defenderse, el Consejo de Asturias y León promovió la construcción de una línea defensiva que se denominó coloquialmente como “La Maginot cantábrica”. De esta línea defensiva, en el territorio queda un valioso conjunto de reliquias: trincheras excavadas en zanjas con un trazado en zigzag, parapetos y refugios hechos de piedra y casamatas blindadas a base de hormigón armado. Los restos de estas construcciones las podemos encontrar en diferentes picos, peñas, altos y cerros de la zona, como son el Cerro Pedroso, la Cumbre de Amargones, el Pico Altico, el Alto del Bustillo, Peña Muezca, el Pico de Fontañán, Peña Blanca, Sierras Negras del Cajal y Matamediana. (Patrimonio Bélico "Trincheras de Gordón")

 

Tras la Guerra Civil, el Gobierno promovió la reconstrucción de las localidades más afectadas por la destrucción bélica mediante la creación de un órgano de la administración pública denominado Dirección General de Regiones Devastadas. La iniciativa de reconstrucción posbélica por acción directa del estado tuvo un indudable carácter publicista, que desde un punto de vista arquitectónico se denominó neoherreriano. De esta reconstrucción derivan edificios tan simbólicos de la zona como la sede del Ayuntamiento de La Pola de Gordón, la sede del Ayuntamiento de Villamanín y edificios aledaños, la iglesia de Ciñera y la de Villamanín, entre otros.

 

Arquitectura popular

 

Cabe destacar la belleza de estos pueblos de montaña, donde la arquitectura tradicional se impone. Generalmente se trata de edificios de piedra, compactos, de planta rectangular, dos alturas y tejados a dos aguas de teja arabe o pizarra, ocasionalmente las viviendas pueden tener corredores de madera. Normalmente estos edificios se sitúan alrededor de un corral. Pueblos tradicionalmente ganaderos, poseen fuentes, abrevaderos y pilones de piedra. Este tipo de construcción da unas características comunes a todos los pueblos de la región, adaptados a la climatología de la zona.

 

 

Socioeconomía

 

La población del Alto Bernesga se encuentra dispersa en 36 poblaciones pertenecientes a los municipios de Villamanín y La Pola de Gordón. En general, se trata de poblaciones pequeñas con muy pocos habitantes en las que es imprescindible dinamizar la utilización de los recursos naturales para poder mantenerlas sin que desaparezca la población.

 

Actualmente La Pola de Gordón cuenta con una población total de 4.170 habitantes  repartidos en una superficie de 157,64 km2 lo que supone una densidad de 26,45 habitantes/ km2 y Villamanín tiene una población de 1091 habitantes y 176,25 km2 alcanzando una densidad de 6,19 habitantes/ km2.

 

La población de ambos municipios ha experimentado un claro descenso desde el año 2000 como consecuencia, fundamentalmente, del éxodo rural en busca de empleo en la misma provincia, debido a la pérdida de puestos de trabajo por la reconversión minera.

 

La actividad económica en la actualidad, en esta zona, que fue tradicionalmente ganadera, tiene un claro predominio de la minería, sector al que se dedica más de la mitad de la población. El resto se encuentra en los sectores del comercio, la ganadería, destacar la importancia de las empresas de embutidos, la agricultura ecológica y diversos servicios privados y públicos.

 

En los últimos años se observa una diversificación económica hacia el sector de los servicios y el turismo que se está viendo favorecido por las múltiples posibilidades que ofrece esta zona del Alto Bernesga para el turismo rural y activo. Así mismo, pueden practicarse todo tipo de deportes de riesgo como la escalada (Cubillas, Fontún), esquí (Valgrande de Pajares), náutica (Embalse de Casares), montañismo, etc.

 

  

Contribución de la RB al desarrollo sostenible

 

Desde la declaración de La Reserva en el año 2005, han sido numerosos los pasos que se han dado hacia la consolidación de la Reserva, basados todos ellos en programas y procesos donde la participación ciudadana es prioritaria. La constitución del órgano de gestión que se ha hecho a través de la Fundación Reserva de La Biosfera Alto Bernesga.

 

El Plan de Acción de La Reserva que determina las principales directrices de actuación de la Reserva dentro del marco de convenios firmados con el MARM y se ha creado el Centro de visitantes de La Reserva que tiene su sede en las antiguas escuelas de Geras de Gordón.

 

Varios proyectos de inventario han permitido recopilar información necesaria del patrimonio natural, cultural y etnográfico del Alto Bernesga y que se pueden conocer a través de sus publicaciones, “Reserva de Biosfera, territorio de contrastes”, “Guía del Patrimonio Industrial, arquitectónico, cultural y etnográfico de Gordón” o el “Catálogo de flora endémica y /o amenazada del Alto Bernesga” está permitiendo que la población se acerque a su territorio y lo valore.

 

El año 2010 cinco años después de su declaración, se han iniciado varios proyectos de desarrollo vinculados a la mujer y el empleo, a los jóvenes y su asentamiento en los territorios rurales, visualización de La Reserva a través de la colocación de paneles y carteles informativos, aplicación de técnicas de cartografía a la difusión turística, señalización de más de 50 kilómetros tradicionales, un nuevo inventario de los Lugares de interés geológico, además de una intensa formación  e información Ambiental, son ejemplos del trabajo que se está desarrollando en aras del conocimiento y el desarrollo sostenible.

 

La depuración de las aguas residuales a través de la construcción de la EDAR, la instalación del Punto Limpio y la recogida selectiva, la eliminación sucesiva de escombreras facilitando puntos de depósito de escombro son políticas de gestión ambiental reforzadas por la figura Reserva de Biosfera.

 

  

Uso público y turismo

 

La Reserva de La Biosfera del Alto Bernesga ofrece una amplia oferta en el sector del turismo rural y activo. Pueden practicarse todo tipo de deportes de riesgo como la escalada (dos escuelas de escalada), esquí  en la Estación de Valgrande- Pajares, náutica en el Embalse de Casares, montañismo, pesca, etc y la posibilidad de hacerlo a través de empresas de Turismo Activo.

 

También destaca la presencia de las rutas turísticas que recorren todo el territorio y que se van a incrementar en 50 Km con el Proyecto Rutas Temáticas, donde el concepto de senderismo se amplia con la interpretación ecocultural del paisaje, todo ello visado por la Federación de Montaña de Castilla y León. Actividades de tipo cultural amplían la oferta que incluye la visita a los museos de carácter etnográfico o al museo de acuarelas Cesar Barroso.

 

Destacar en estos momentos el Centro de Visitantes de La Reserva de la Biosfera Alto Bernesga en Geras de Gordón donde se pueden conocer los recursos más importantes del territorio y el Centro de Interpretación del Clima de La Vid, único en Castilla y León.

 

Existe un elevado número de establecimientos relacionados con la restauración en ambos municipios para satisfacer las demandas del turismo, además de plazas hoteleras, divididos en dos grupos en función del tipo de visitantes: rural y tradicional. Así pueden encontrarse, casas rurales, albergues, hostales, camping, centros de turismo rural, campamentos, etc.

Dos Albergues gratuitos (Buiza de Gordón y Poladura de La Tercia) para peregrinos vinculados al Camino de Santiago en su variante Norte también denominada Ruta de San Salvador o para aquellos caminantes que recorren la milenaria vía comercial, Vía de La Plata.

 

El visitante puede disfrutar de un paisaje extraordinario como es la Cordillera Cantábrica, además de la hospitalidad de las gentes de la montaña y su magnífica gastronomía.

 

 

Plan de acción

 

Tras la declaración por parte de la UNESCO, en 2005 de la Reserva de la Biosfera del Alto Bernesga fue necesaria la elaboración de un Plan de Acción que permitiese cumplir con el Plan de Acción de Madrid de la UNESCO,  la Ley 42/ 2007 del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y el Real Decreto 342/2007, que regula el desarrollo del Programa MaB.

 

Para la realización de este Plan se ha desarrollado una metodología de trabajo teniendo en cuenta la realidad del territorio donde se enmarca, sus características y limitaciones, así como el contexto nacional e internacional de las Reservas de la Biosfera.

 

Los objetivos que se pretenden alcanzar con el Plan de Acción del Alto Bernesga son:

 

·  Establecer un diagnóstico situacional del estado actual de la Reserva, que será la línea base para el establecimiento de los programas, proyectos y acciones prioritarios, así como para el monitoreo de los cambios producidos en el futuro.

 

· Diseñar un conjunto de programas y proyectos acordes con las potencialidades y limitaciones de los recursos de la Reserva y la capacidad de gestión de los actores locales.

 

· Establecer estrategias de acción que faciliten la gestión de la Reserva considerando la participación de los ayuntamientos, organismos regionales y nacionales, universidades y otros organismos de investigación, ONGs y el sector privado.

 

 

Proyectos

 

 

 

Links de interés

 

Galería de Imágenes

I Concurso de Fotografía Reserva de La Biosfera

II Concurso de Fotografía Reserva de La Biosfera

III Concurso de Fotografía Reserva de La Biosfera

IV Concurso de Fotografía Reserva de La Biosfera

Proyecto Ordenación y Gestión de la Unidades Paisagisticas del Alto Bernesga

Fundación Biodiversidad